Queso Tronchón Ver más grande

Queso Tronchón

Nuevo

Elaborado con leche de oveja. El interior es compacto y cerrado, con algunos ojitos de origen fermentativo, la pasta es algo elástica y de color blanco marfil o amarillo tenue.

El sabor es desarrollado e intenso, muy graso y mantecoso, con un fondo láctico, de gusto persistente a queso de oveja y con aromas que recuerdan a las plantas aromáticas que se pastan en la zona.

Más detalles

Más

El queso Tronchón es un clásico de la quesería española. Incluso tiene el privilegio de ser citado en mucha literatura, destacando la mención que se hace de él en el Quijote.

La denominación Tronchón se debe al nombre de una pequeña localidad turolense, situada en el Sistema Ibérico levantino, a más de mil metros de altitud.

Se trata de un queso madurado, elaborado con leche de oveja y coagulación enzimática. Tiene una forma muy peculiar, cilíndrica o troncocónica, con una o las dos caras hendidas como el cráter de un volcán. La corteza esta grabada con motivos ornamentales tiene un color amarillo pajizo. Su tamaño suele ser entre uno y dos kilos.

El interior es compacto y cerrado, con algunos ojitos de origen fermentativo, la pasta es algo elástica y de color blanco marfil o amarillo tenue.

El sabor es desarrollado e intenso, muy graso y mantecoso, con un fondo láctico, de gusto persistente a queso de oveja y con aromas que recuerdan a las plantas aromáticas que se pastan en la zona.

Aunque actualmente se ha extendido la zona de elaboración de este histórico queso, a gran parte de Aragón y la Comunidad Valenciana. Y también su composición se realiza con otras leches. El queso que presentamos, esta elaborado en la única quesería artesanal del pueblo de Tronchón, con la metodología clásica y con leche de oveja.

Reseñas

Escribe tu opinión

Queso Tronchón

Queso Tronchón

Elaborado con leche de oveja. El interior es compacto y cerrado, con algunos ojitos de origen fermentativo, la pasta es algo elástica y de color blanco marfil o amarillo tenue.

El sabor es desarrollado e intenso, muy graso y mantecoso, con un fondo láctico, de gusto persistente a queso de oveja y con aromas que recuerdan a las plantas aromáticas que se pastan en la zona.

Escribe tu opinión